Manos a la obra – sigue estos pasos

Paso 1. No dejes la mancha para otro momento y ocúpate enseguida de ella para evitar que se seque. Elimina con cuidado la suciedad lo mejor posible. Si se hubiera secado del todo, utiliza antes un quitamanchas.

 

Paso 2. a continuación, llega el turno del lavado. Para lograr el mejor resultado, escoge el producto más apropiado. Para prendas de color, la eficacia en cuatro pasos de Wipp Express Discs combate malos olores puede ser una buena elección, mientras que las prendas de lana o viscosa, requieren un producto para prendas delicadas tipo Perlan.

 

Paso 3. Lava la prenda en la lavadora. La temperatura máxima suele estar indicada en las instrucciones de lavado en la etiqueta de la prenda.

 

¡Listo! Es el momento de comprobar si la mancha se ha eliminado. Si no fuera así, tendrás que empezar de nuevo desde el principio.

 

Consejos para tratar las manchas de la ropa

Basta un mínimo descuido y unas gotas de vino aterrizarán en tus vaqueros o la salsa boloñesa dará un pequeño rodeo hasta detenerse en la camiseta, casualmente blanca, del pequeño de la casa. Comprar estas prendas de nuevo no siempre es una opción, por ejemplo, si se trata de la falda favorita de tu hija mayor. 

 

Quitar manchas de la ropa: trucos comunes para empezar

No todas las manchas son iguales. Según la sustancia con la que se ensució la prenda, puede ser necesario un tratamiento especial previo. Las manchas albuminosas, como la sangre, no se comportan como las manchas con contenido aceitoso o las de pintalabios y, por eso, no pueden eliminarse de los tejidos utilizando el mismo procedimiento. Lo mismo ocurre con el tipo de tejido, puesto que quitar manchas de una prenda de algodón es, por lo general, mucho más fácil que quitarla de una prenda de seda o de lino, porque las fibras son más resistentes.

 

Cómo eliminar las manchas de la ropa paso a paso

Desde las soluciones caseras a los quitamanchas especiales, pasando por el jabón duro, si investigas un poco, encontrarás multitud de trucos y soluciones para quitar las manchas de la ropa. Si lo que quieres es eliminar una mancha definitivamente, te recomendamos que sigas un procedimiento que ha probado su eficiencia.

 

Actuar rápido

¿Tu hija ha manchado su falda blanca favorita con salsa de tomate? Cambiarse de ropa y no tratar la mancha hasta la siguiente colada no es la mejor estrategia, puesto que, con el paso del tiempo, las manchas se fijan cada vez en las fibras. A pesar de lo incómodo que puede resultar hacerlo en mitad de la comida, si tratas la mancha enseguida, aumenta la probabilidad de salvar la querida prenda y evitar así un amargo derrame de lágrimas.

 

Tratar la mancha antes del lavado

Una prenda puede tratarse previamente. En este caso, harás bien en utilizar el detergente y el quitamanchas adecuado para cada mancha (por ejemplo de la gama Neutex oxy). También puedes usar como quitamanchas un poco del propio detergente en gel Wipp Express. Aplica siempre el quitamanchas o el detergente sobre ropa mojada y deja actuar unos minutos. Lava a continuación sin dejarlo secar. Pero pruébalo primero en la parte interior del tejido, en un lugar no muy visible, para evitar dañar las fibras o el color. No olvides nunca leer las indicaciones de uso del quitamanchas.

 

¡A la lavadora!

Pasado el tiempo para que haga efecto el tratamiento, le toca el turno a la lavadora. Los detergentes más adecuados, en función del material y el color, son, por ejemplo, Wipp Express Gel Azul o Wipp Express Discs. Si buscas uno especialmente efectivo contra todo tipo de manchas, utiliza Wipp Express Polvo. En las manchas muy resistentes, lava siempre a la temperatura indicada en la etiqueta; de otro modo, podrías correr el riesgo de que la ropa encoja.

 

Comprobar el resultado

Finalizado el lavado, comprueba que la mancha se ha eliminado de la prenda. Si no es así, tendrás que repetir todos los pasos desde el principio. En el caso de una prenda blanca como la falda de tu hija que, tras haberla tratado varias veces, aún no está limpia del todo, a lo mejor tienes que recurrir a un blanqueador. Al final, el brillo de la cara de tu hija compensará todos los esfuerzos.

Dale al play para escuchar el artículo

Your browser does not support HTML5 <AUDIO> element. Download audio.