Cómo lavar un saco de dormir correctamente

Los sacos de dormir son imprescindibles en las noches de acampada y en las noches en la naturaleza, pues protegen del frío y son acogedores y suaves. Después de un tiempo de uso, pueden ensuciarse o tener mal olor. Es entonces cuando llega el momento de lavarlos. Descubre qué debes tener en cuenta y cómo se pueden lavar.

 

Niños estirados en el cesped dentro de sacos de dormir

Análisis - paso a paso

Paso 1. Antes de lavar un saco de dormir, comprueba que no tenga agujeros ni partes con desgarros. Si el saco de dormir está dañado, repáralo antes de lavarlo.

Paso 2. Echa un vistazo a la etiqueta de lavado del saco de dormir. Asegúrate de seguir en todo momento las instrucciones del fabricante. Si el saco de dormir se puede meter en la lavadora, lavar a 30 °C es una opción adecuada.

Paso 3. Ahora añade detergente líquido en el compartimento correspondiente de la lavadora.

Paso 4. Cierra todas las cremalleras del saco de dormir, ponlo del revés y mételo en el tambor. Te recomendamos lavar un saco de dormir cada vez, de lo contrario se puede sobrecargar la lavadora. Utiliza también un ciclo para ropa delicada.

Paso 5. Si dispones de secadora, puedes secar el saco de dormir después de lavarlo en un programa suave a baja temperatura siempre que así lo indique la etiqueta de lavado. Si añades dos pelotas de tenis, evitarás que el relleno se apelmace.

Consejo de experto: la primavera soleada es una buena estación para lavar los sacos de dormir. Sin embargo, ten cuidado de no exponerlos a un sol abrasador. Esto puede dañar el material. 

La mejor forma de lavar un saco de dormir

Cuando se trata de lavar un saco de dormir, la regla que se aplica es la siguiente: solo lávalo si es absolutamente necesario, es decir, si tiene mal olor o está sucio. No obstante, presta siempre atención a la etiqueta de lavado.

Normalmente, los sacos de dormir son de plumón u otras plumas, relleno que proporciona una protección adicional contra el frío. Al igual que cuando se lavan chaquetas de pluma, al lavar un saco de dormir de plumas hay que tener cuidado. Para evitar que el material se estropee, debes seguir las instrucciones del fabricante y las indicaciones de la etiqueta de lavado. Por su parte, los sacos de dormir de fibra sintética se pueden meter en la lavadora.

Cómo lavar un saco de dormir en la lavadora: ¡así se hace!

Los sacos de dormir de fibras sintéticas pueden lavarse con más frecuencia que los de plumas, pues el material es menos sensible. Antes de lavar el saco de dormir en la lavadora, comprueba que no esté dañado. Incluso en el caso de los sacos de dormir de fibras sintéticas, si hay algún rasguño, el material puede salirse durante el lavado. Si descubres que el saco tiene algún roto, ciérralo primero. Pon el saco de dormir del revés y cierra todas las cremalleras y los cierres de velcro.

A continuación, mete el saco en la lavadora. Es mejor si solo lavas un saco de dormir por lavado, pues el material queda empapado y pesa. Esto podría sobrecargar la máquina. A continuación, escoge un detergente suave como Wipp Express Gel Frescor Lavanda y ponlo en el compartimento correspondiente. Para malos olores, también puedes usar WiPP Express Gel Higiene y Antiolores.

Ahora programa la lavadora según las instrucciones del fabricante y no escojas temperaturas muy altas. También se recomienda un ciclo de bajas revoluciones por minuto, debido al peso del saco mojado.

Lavar los sacos de dormir a mano

Aunque los sacos de dormir de pluma también pueden lavarse en la lavadora como se ha descrito anteriormente, el relleno es especialmente sensible. Si absorbe demasiada agua, es fácil que se estropee. Por ello, es buena idea optar por el lavado a mano.

Para lavar tu saco de dormir de plumas, llena la bañera con agua tibia y añade detergente suave. A continuación, mete el saco de dormir y deja actuar al detergente. En el lavado, pon especial atención a las partes con manchas incrustadas. Una vez terminado el lavado, aclara el saco y exprime bien el agua.

Cómo lavar el saco de dormir en la lavadora

Después de lavar el saco de dormir, asegúrate de secarlo de la forma adecuada. Si en la etiqueta de lavado está especificado, puedes poner a secar el saco en la secadora. Selecciona una temperatura baja con un ciclo de centrifugado bajo y mete en el tambor dos o tres pelotas de tenis. Si la temperatura es buena, los sacos de dormir también pueden secarse al aire libre. Para ello, ponlo abierto sobre un tendedero, lo que permite que el saco esté bien aireado. 

Más productos

  • Wipp Express Gel Frescor Lavanda

    Wipp Express Gel Frescor Lavanda

  • WiPP Express Gel Higiene y Antiolores

    WiPP Express Gel Higiene y Antiolores

  • Wipp Express Gel Frescor Vernel

    Wipp Express Gel Frescor Vernel

Más artículos

  • Cómo lavar chaquetas de plumas en casa

    Cómo lavar chaquetas de plumas

  • Cómo quitar las manchas de césped

    Cómo quitar las manchas de césped

  • Lavar mantas en la lavadora

    Lavar mantas en la lavadora