Secado de ropa: cómo tratar la ropa después de lavarla

Una vez finalizado el ciclo de lavado, procura sacar la ropa de la lavadora lo antes posible para ponerla a secar. Así evitarás que la humedad de la ropa genere olores desagradables. También te ayudará a prevenir la formación de arrugas y facilitará el posterior planchado, de modo que ahorrarás electricidad.

Cómo secar la ropa en tendedero

No siempre es recomendable usar la secadora en el secado de la ropa. De hecho, si se dispone del espacio y las condiciones meteorológicas necesarias, tender la ropa en el exterior adecuadamente te ayudará, además de a ahorrar energía, a contribuir con el cuidado del medio ambiente. Otra opción, si no dispones de patio o balcón, es tender dentro de casa. Si es posible, tiende la ropa inmediatamente después de que acabe la lavadora. Esto evita la aparición de olores a humedad y arrugas innecesarias.

Las prendas, por noma general, se pueden secar en tendederos. Solo las más delicadas (la ropa de lana o de seda, las chaquetas de plumas, etc.) se secan mejor sobre una superficie plana sin que les dé el sol. Pero ¿cómo tender la ropa para que se seque rápido y se creen las menos arrugas posibles?
 

  • ¿Cómo tender camisas y camisetas? Este tipo de prendas pueden colgarse en una percha antes de colocarlas en el tendedero. De esta forma, no se formarán marcas y su planchado, si es necesario, será mucho más sencillo.
  • ¿Cómo tender los pantalones? En este caso, puedes tender los pantalones directamente en el tendedero y sujetarlos con alfileres por la zona de la cintura o cadera. Cuando el tendedero no es lo suficiente alto, puedes tender el pantalón justo en la zona donde empiezan las piernas. Aquí, puedes prescindir de los alfileres.
     

En cualquier caso, evita la sobreexposición al sol de las prendas, pues puede afectar al color. Además, deja siempre espacio suficiente entre las prendas para favorecer su secado y, si tiendes dentro de casa, ventila la habitación donde se encuentren las prendas.

Consejo de profesional: para favorecer el planchado, no solo es importante cómo se tiende la ropa o el tiempo que se deja en la lavadora o secadora. Usar detergentes para mitigar arrugas, como Wipp Express Gel Limpio y Liso resulta de gran ayuda. Para que la ropa desprenda un aroma agradable tras su lavado puedes utilizar Wipp Express Gel Frescor Lavanda o Wipp Express Gel Frescor Vernel.

Secar la ropa en la secadora

La secadora es una gran aliada para los días lluviosos o fríos en los que la ropa tarda demasiado en secarse. Si bien, la lavadora no siempre es la solución perfecta para secar la ropa. Antes de introducir una prenda en la secadora, comprueba si se recomienda su uso en las indicaciones de la etiqueta.

Cuando vayas a secar la ropa en la secadora, ten en cuenta lo siguiente:
 

  • No llenar al completo la secadora. Si sobrecargas la secadora con una cantidad elevada de prendas, el secado es más lento y, además, las prendas presentan más arrugas
  • Separar la ropa. No a todos los tejidos les sienta bien el mismo programa de secado. Separa la ropa que vayas a secar según el tipo de tejido del que se trate.
  • Elegir el programa adecuado. Al igual que las lavadoras, las secadoras presentan distintos programas. Selecciona el que mejor se adapte a la carga de prendas que quieras secar.
  • No dejar la ropa en la secadora una vez terminado el programa. Cuando antes las saques, menor serán las arrugas que tengas que quitar con la plancha.