Lavar zapatillas en la lavadora: descubre cómo hacerlo

A la hora de utilizar la lavadora para lavar zapatos, nos pueden surgir dudas. ¿Se pueden lavar las zapatillas de cuero, las zapatillas de casa o de deporte en la lavadora? Para responder a esta pregunta, no es tan importante el tipo de calzado del que se trate, sino los materiales que lo compongan, pues es bien sabido que no todos se pueden limpiar a lavadora. Por ello, aunque los materiales sintéticos y tejidos puedan meterse en la lavadora, recomendamos consultar la etiqueta o información del zapato antes de proceder a su lavado. A continuación, descubre cómo lavar distintas zapatillas en la lavadora. Es muy fácil, basta con que sigas los pasos indicados.

Lavar zapatillas en la lavadora: descubre cómo hacerlo

¿Cómo lavar las zapatillas de deporte en la lavadora? Pasos a seguir

Las zapatillas de deporte las zapatillas de deporte están muy de moda en la actualidad. Ya sea para hacer deporte, ir a trabajar o incluso salir con amigos, estos zapatos nunca faltan. Su uso frecuente también hace que se requiera un limpiado en profundidad más a menudo. Siguiendo los pasos que aparecen a continuación, tendrás tus zapatillas relucientes y listas para usar durante mucho tiempo.

Paso 1. Aunque será la lavadora la que se encargue de lavar las zapatillas de deporte, no basta con meter el calzado sucio directamente en la lavadora. Para conseguir los mejores resultados y garantizar su buen estado durante más tiempo, hay que preparar las zapatillas antes del lavado.  Por ello, elimina con un cepillo los restos de tierra y suciedad que pueda haber tanto en el zapato como en la suela. 

Paso 2. Si los zapatos son de cordones, retíralos. Si son de velcro, ciérralo bien para evitar que partículas se puedan pegar a este y lo desgasten. 

Paso 3. Introduce las zapatillas de deporte en la lavadora. También puedes incluir los cordones, pero separados en una bolsa de lavado, para evitar que el roce los estropee.

Paso 4. Si no lavas las zapatillas de deporte en la lavadora con otra prenda, introduce un par de toallas o una sábana vieja para evitar que golpeen continuamente contra el tambor.

Paso 5. Elige un detergente adecuado, como WiPP Express Gel Higiene y Antiolores y un programa con una temperatura no demasiado alta.

¡Listo! Una vez terminado el programa de la lavadora, saca las zapatillas deportivas y comprueba el resultado. Si se muestran como nuevas, puedes dejarlas secar. Para ello, escoge un espacio bien ventilado.

Consejos de experto: tanto para lavar zapatillas blancas de tela como de otro color muy manchadas, es posible que requieras, además de los pasos antes descritos, tratar las manchas antes de meter el calzado en la lavadora. Dependiendo del tipo de material del que se trate, aplica un producto quitamanchas sobre la mancha y deja actuar. También puedes aplicar el detergente con un cepillo y frotar cuidadosamente las zonas manchadas.

¿Cómo lavar las zapatillas de casa? Pasos a seguir

No intentes lavar las zapatillas de cuero en la lavadora. Sin embargo, si tus zapatillas de estar por casa tienen un tejido adecuado, puedes usar la lavadora para su limpieza. Si bien es cierto que, debido a su uso, no suelen ensuciarse con la misma rapidez que un calzado normal, mantener la higiene de las zapatillas de estar por casa es importante. Sigue los pasos aquí descritos para conseguir resultados con éxito.

Paso 1. Al igual que en el caso anterior, también es importante preparar las zapatillas para el lavado. No obstante, la simpleza de los modelos de este tipo de zapatos hace que lavar las zapatillas en lavadora sea muy sencillo. Pocas veces deberás quitar cordones u otros adornos que puedan estropearse en la lavadora.

Paso 2. Introduce las zapatillas en la lavadora con otros zapatos. Si las lavas solas, añade al tambor, como en el caso anteriormente descrito, una sábado o toalla vieja.

Paso 3. Selecciona el programa de lavado adecuado y un detergente con un aroma especial, como Wipp Express Gel Frescor Lavanda. Evita lavar con agua caliente.

Paso 4. Terminado el lavado, deja secar en un espacio ventilado.