Lavar las toallas: guía para los mejores resultados

Tras una ducha, es importante secarse con una toalla limpia, suave y con olor a fresco. Sin embargo, ¿qué pasaría si tiene un olor intenso? Lo arruinaría todo y la relajación desaparecería en un abrir y cerrar de ojos. En este artículo, explicamos cómo lavar las toallas para que puedas tener siempre una tolla limpia a mano.

Mujer sostiene en brazos a un bebé enrollado en una toalla blanca

Guía para lavar las toallas: consejos útiles

Antes de empezar, es importante señalar que las toallas deben lavarse por separado, especialmente si es la primera o segunda vez que se meten en la lavadora. De esta manera, evitas que se formen pelusas en la ropa o las sábanas.

Ahora que hemos aclarado este punto, estos consejos te ayudarán a obtener mejores resultados: 

  1. Lava las toallas con regularidad. Secarse con una toalla sucia no solo es desagradable, sino que también es un riesgo para la salud. Una toalla húmeda puede transmitir bacterias u hongos, entre otros. 
  2. Separa las toallas según sus colores. Al igual que con la ropa, se recomienda lavar las toallas blancas y las de color por separado. Esto evita la decoloración y, por tanto, las toallas se verán como nuevas durante más tiempo.
  3. Utiliza poco detergente. Añadir más detergente a la lavadora no equivale a mejores resultados. Al contrario, un exceso puede cambiar el tono de color, especialmente si son toallas blancas. 
  4. Evita los suavizantes. Una toalla puede absorber grandes cantidades de agua debido al material del que están hechas. Sin embargo, añadir suavizante al lavado estropea esta cualidad, ya que cubre el tejido con aceites que impiden la absorción. 
  5. Dales espacio en el tambor. Las toallas necesitan suficiente espacio en el tambor para obtener los mejores resultados de limpieza. 
  6. Lava las toallas con agua fría. Para proteger el tejido de una toalla, es mejor utilizar agua fría durante el lavado. Esto evita que la toalla encoja o se decolore, entre otros. 
  7. Seca las toallas a baja temperatura. Otra forma de proteger el tejido de la toalla es con una temperatura de secado baja, dado que las fibras del material son sensibles a la temperatura. 

No obstante, a veces resulta demasiado tarde y el mal olor de las toallas persiste, por lo que hay que tomar medidas de lavado especiales. A continuación, descubre cómo lavar las toallas para que no huelan mal.  

¿Cómo lavar las toallas con un olor intenso? 

Una toalla, como mencionamos anteriormente, puede almacenar grandes cantidades de agua. Incluso cuando no se utiliza, pero se deja colgada en el cuarto de baño, sigue absorbiendo agua debido al entorno húmedo. Como resultado, la toalla nunca se seca por completo y desarrolla un olor desagradable con el paso del tiempo. 

De ahí la pregunta: ¿qué se puede hacer en esta situación? Si quieres eliminar el mal olor de las toallas, solo debes tomar las medidas adecuadas: 

Paso 1. Prelavado: antes de meter las toallas en la lavadora, es mejor darles un tratamiento previo. Sumerge las toallas en agua y déjalas reposar durante unas horas. 

Paso 2. Programa principal de lavado: un ciclo de lavado frío es bueno para proteger el tejido de la toalla, pero no elimina los malos olores. Por ello, en este caso, es necesario hacer una excepción. La temperatura para lavar toallas con mal olor está entre los 60 °C y de 90 °C si son de color blanco. Otro factor importante es el detergente porque no solo limpia las toallas, sino que también les da un nuevo aroma. El Gel Frescor Lavanda de WippExpress, por ejemplo, elimina toda la suciedad con su tecnología de limpieza profunda e impregna el tejido con un agradable aroma. La alternativa líquida de Frescor Vernel de Wipp Express también proporciona resultados de lavado perfectos. En cuanto a la velocidad de centrifugado, selecciona un número alto de revoluciones para acelerar el proceso de secado.

Paso 3. Secado de toallas: después del programa principal para lavar las toallas, viene el secado. Es importante secar las toallas completamente para evitar la formación de bacterias, por ejemplo, mientras están en el armario. Para ello, puedes meterlas en la secadora, colgarlas en un tendedero o ponerlas al sol. 

Consejo. Si no tienes tiempo de meter las toallas en la lavadora, se recomienda guardarlas en un lugar ventilado.De esta manera, evitas que el mal olor se vuelva más intenso. 

Por último, te recomendamos leer más sobre los diferentes tipos de detergentes: detergente líquido,detergente en polvo y detergente en cápsula.Así obtienes los mejores resultados a la hora de usar la lavadora.

Más productos

  • Wipp Express Gel Frescor Lavanda

    Wipp Express Gel Frescor Lavanda

  • Wipp Express Gel Azul

    Wipp Express Gel Azul

  • Wipp Express Gel Frescor Vernel

    Wipp Express Gel Frescor Vernel

Más artículos

  • Eliminar las machas de las sábanas

    Eliminar las machas de las sábanas

  • Detergente en polvo: ¿sabes cuándo usarlo?

    Detergente en polvo: ¿sabes cuándo usarlo?

  • Detergente en cápsulas

    Detergente en cápsulas