¿Cuándo tiene sentido lavar la ropa a mano?

¿Lavar a mano o en la lavadora? Hay distintos motivos por las que puede ser necesario o recomendable lavar a mano. A continuación, te presentamos algunas circunstancias en las que se recomienda lavar la ropa a mano:

 

  • Símbolo de lavado a mano. Si en la etiqueta de una prenda aparece este símbolo, es una clara indicación de que hay que lavar a mano. El símbolo representa un recipiente con una mano sumergida en el agua. Si el símbolo de lavado a mano está tachado, la prenda solo puede limpiarse en seco, en cuyo caso, tendrás que llevarla a una tintorería.
  • Tejidos sensibles. Si la prenda es de un tejido delicado, como la seda o la lana, y no sabes seguro si la puedes lavar en la lavadora, no corras riesgos y opta por el lavado a mano.
  • Prendas que destiñen. ¿Tienes alguna prenda que pueda desteñir al lavar? En este caso, aunque no se trate de un tejido delicado y puedas lavar la prenda individualmente en la lavadora, si optas por el lavado a mano ahorrarás tiempo y dinero.
  • No dispones de lavadora. ¿estás de vacaciones o te acabas de mudar y no tienes lavadora? No hay problema, puedes lavar la ropa que necesites a mano.

 

Guía. ¿cómo lavar la ropa a mano?

Ver en la etiqueta de la prenda que tiene que lavarse a mano puede que no te haga especial ilusión. ¿Lavar a mano no supone mucho tiempo y esfuerzo? ¿No es incómodo? No te desanimes por estos pensamientos: es más fácil de lo que crees.

 

  1. Selecciona el detergente adecuado en función del tipo de prenda que quieras lavar.
  2. Dispón de un recipiente limpio, por ejemplo, un cubo o una palangana. Asegúrate de que es lo suficientemente grande para la cantidad de ropa que vas a lavar y así evitar que durante el proceso de lavado el agua se derrame. Si solo se trata de una prenda, puedes lavarla en el lavabo; mientras que, para piezas más grandes como la ropa de cama, usar la bañera es una buena opción.
  3. Vierte agua tibia y detergente en el recipiente. Para una sola colada, cinco litros de agua a unos 30 ° bastan.
  4. Con la mano, remueve el agua para que el detergente se distribuya de forma uniforme. Si tienes la piel sensible, usa guantes.
  5. Añade la colada. Todas las prendas deben estar cubiertas por agua.
  6. Déjalas en remojo unos cinco minutos y luego comienza con el proceso de lavado.
  7. Lava bien las prendas. Ve frotando suavemente las prendas, haciendo hincapié en las zonas manchadas. En el caso de tejidos delicados, presta especial cuidado, para evitar que se dañen con el roce.
  8. Cambia el agua. Elimina el agua con el detergente, enjuaga el recipiente y llénalo con agua limpia. Durante este tiempo, puedes dejar las prendas en el lavabo, la ducha o la bañera.
  9. Aclara la ropa y cambia el agua tantas veces como sea necesario hasta que no se forme más espuma. Es entonces cuando las fibras estarán libres de detergente. Si hay restos de detergente que no se va, puedes aclarar la prenda bajo el grifo.
  10. Presiona suavemente las diferentes prendas para eliminar el exceso de agua. Evita escurrirlas, pues puedes alterar su forma y dañar las fibras.

 

Cómo secar las prendas tras el lavado a mano

Si has lavado la ropa a mano, estará más húmeda que cuando sale de la lavadora, pues no se ha centrifugado. Después de lavar la ropa a mano, te explicamos cómo secarla con la mayor delicadeza posible:

 

  1. Extiende una toalla, por ejemplo, en el suelo.
  2. Coloca la prenda húmeda sobre la toalla.
  3. Enrolla con cuidado la toalla con la prenda. Para que la toalla absorba la humedad, ve presionándola levemente.
  4. Si hay exceso de agua, repite el proceso con otra toalla seca.
  5. Cuando la ropa ya no esté excesivamente mojada, tiéndela en el tendedero, siempre respetando las indicaciones de la etiqueta de la prenda.
  6. En el caso de prendas de lana, a menudo es necesario tirar suavemente de la camisa o el jersey para que conserve la forma adecuada.

 

¿Qué detergente usar al lavar a mano?

Al lavar a mano, se puede usar tanto el detergente en polvo como el detergente líquido, si bien estos últimos se disuelven mejor en el agua. Opta por Wipp Express Gel Frescor Vernel® o Wipp Express Polvo Frescor Vernel® si deseas dar a tu ropa un aroma fresco o por Wipp Express Gel Limpio y Liso® para reducir las arrugas.

 

En cuanto a la dosificación, respeta las indicaciones del envase.

 

Cómo lavar a mano: hacer la colada sin necesidad de lavadora

Ya sea porque se trata de una prenda delicada, ya porque estás de vacaciones y no dispones de lavadora, la opción de lavar a mano está presente. Hacerlo no es un problema si dispones del detergente adecuado, un recipiente apropiado y agua templada. El proceso de lavado es sencillo, si bien hay que prestar especial cuidado a los tejidos delicados. Secar las prendas lavadas a mano tampoco es un problema. De nuevo, presta atención a aquellas más sensibles.

 

Si sigues nuestros consejos, deberías tener un resultado excelente tras lavar a mano: prendas impolutas que huelen a limpio.