A la hora de hacer la colada, siempre nos enfrentamos al problema de la dosificación del detergente. La mayoría de fabricantes nos da un recipiente para que no echemos más detergente del que es necesario, muchas veces en forma de tapón o dosificador. Si el fabricante no tiene un sistema de dosificación, tendemos a abusar del uso de los detergentes, y esto es contraproducente, no solo desde el punto de vista económico, sino también ecológico. Los detergentes en cápsulas solucionan este problema, ya que vienen en una cápsula que corresponde a una dosis de un uso.

 

Ventajas de los detergentes en cápsula

Frente al tradicional detergente en polvo, el formato en cápsulas presenta una serie de ventajas:

 

  • Empaquetado en dosis individuales. Esto te permite siempre usar la cantidad de detergente adecuada.
  • Combinan en una sola cápsula varios productos. Existe detergente en cápsulas con suavizante integrado o con detergente quitamanchas.
  • Son fáciles de transportar. Si no dispones de lavadora en casa o estás de viaje, las cápsulas son fáciles de almacenar y de llevar contigo.
  • El formato no hace que el producto pierda calidad. Al tratarse de un envoltorio cerrado está protegido y se mantiene en perfectas condiciones.

 

Te recomendamos que eches un vistazo a nuestros detergentes en cápsulas, como Wipp Express Discs, y elijas el que mejor se adapte a tus necesidades.