Mancha de pintura húmeda

Cuanto antes se trate una mancha de pintura acrílica, más fácil y eficaz será su eliminación. Y es que la acrílica es un tipo de pintura que, estando fresca, se puede limpiar fácilmente con agua. En cambio, una vez seca puede ser mucho más difícil o incluso imposible de eliminar ¿Te acabas de manchar el puño de una camisa mientras pintabas? Sigue estos pasos y descubrirás lo sencillo que te resultará volver a lucir la prenda como si nada hubiera pasado.

 

  1. En primer lugar, consulta la etiqueta de lavado de la camisa. Si se trata de un tejido delicado que necesita un tratamiento en seco, tendrás que llevar la prenda a la tintorería.
  2. Si se puede lavar en la lavadora, retira primero toda la pintura posible y con un papel absorbente cubre la mancha. Así impregnará la pintura restante.
  3. A continuación, sobre el reverso de la mancha aplica jabón para platos o detergente líquido y frota suavemente la zona afectada con un cepillo.
  4. Si al enjuagar notas que la mancha permanece, repite la acción indicada en el paso tres tantas veces como sea necesario.
  5. Finalmente, introdúcela en la lavadora con tu detergente líquido Wipp Express preferido y ¡a lavar!
 

Mancha de pintura seca

Hay que contar con que no siempre se detecta la mancha al momento. Lo más habitual es lo contrario. En estos casos, al no estar húmeda, el tratamiento será más complicado, pues habrá que destruir la capa de plástico de la pintura seca. Pero no temas, no es tarea imposible. Sigue los pasos que aparecen a continuación y descubre cómo quitar manchas de pintura acrílica seca de la ropa.

 

  1. El alcohol es uno de los remedios más populares, pero también uno muy agresivo. Si decides emplearlo, pruébalo  primero en una zona pequeña y poco visible de la prenda. Así comprobarás si causa algún desgaste o decoloración en el tejido. En caso afirmativo, no podrás continuar y tendrás que llevar la prenda a la tintorería.
  2. Si, una vez hecho el experimento, compruebas que el tejido no se resiente, puedes seguir tratando la mancha en casa. Para ello, aplica el alcohol sobre la zona manchada y frótala con un trapo, cepillo o algodón.
  3. A continuación, sigue los pasos indicados en la primera parte, es decir, aplica jabón sobre la mancha y, tras haberla frotado con un cepillo, aclárala. Repite dicha acción tantas veces como sea necesario.
  4. Por último, introduce la prenda, si así lo permite el tejido, en la lavadora y lávala de forma habitual.

 

Nota. No todas las manchas de pintura se eliminan siguiendo los mismos pasos. El tratamiento variará dependiendo de si es pintura al agua o al óleo.

Dale al play para escuchar el artículo

Your browser does not support HTML5 <AUDIO> element. Download audio.